Los Detalles Hacen la Diferencia

0
119

Los pequeños detalles valen, son tan valiosos que no tienen precio. Son esas sencillas acciones, que hacemos a diario, donde se vuelcan los sentimientos, los valores humanos y nuestros mejores pensamientos y voluntad, que nunca debemos olvidar, porque son esos detalles que le dan sentido a la existencia y que el valor monetario no los acoteja.

¿A qué nos referimos?: a un te amo, a un te quiero, a un cuenta conmigo, ¡Qué necesitas? en qué te puedo ayudar?, permíteme ayudarte a cruzar, ¿Cómo amaneciste?, Estoy comprometido con mi trabajo, tengo que enseñar con mi ejemplo, Un abrazo cálido, un beso sincero, una llamada oportuna, Estoy feliz por tus logros, te deseo bendiciones del corazón, una cartita escrita a mano, una tarjetita diseñada por ti, una diapositiva creada con tu imaginación, una flor por ser un día cualquiera, una sonrisa que ilumine tu rostro, un saludo cordial, va usted primero, respeto tu opinión.

Si nos damos cuenta, ninguna de las acciones anteriores se compra con valor metálico, pero tiene un valor invaluable, que van llenando nuestras vidas de satisfacción y sobre todo los beneficios son infinitos que calan muy hondo en nuestro corazón y en el de los otros y mantienen vivos los más nobles sentimientos hacia los demás.

Sólo podemos comprobarlo, haciendo. Porque aprendemos haciendo, enseñamos haciendo, la mejor muestra que la teoría se aprendió son los hechos. Una teoría es vana, sin praxis diaria.

Escrito por: Heidy Fernández

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here